Transporte de carga nacional

El transporte nacional de carga es un subconjunto de la gestión logística, este implica mover bienes de un lugar a otro de cualquier modo (aire, ferrocarril, barcazas, marítimo o carretera) dentro del país. El transporte es un proceso costoso y pesado en emisiones, por lo que es un objetivo ideal para la huella de carbono y la reducción de costos, pero muchas empresas pasan por alto la importancia de la gestión del transporte.
Visibilidad
La gestión adecuada del transporte comienza con un sistema de gestión de transporte (TMS). Un TMS automáticamente licitará cargas, rastreará envíos y recopilará y analizará datos históricos de rendimiento. Estos datos, a menudo denominados Big Data, le permiten a una compañía ver lo que está sucediendo en sus operaciones de envío, una vez que se gana visibilidad en las operaciones de transporte, se pueden implementar cambios para aumentar la eficiencia y la satisfacción del cliente, reducir el gasto en transporte y optimizar los procedimientos de empaquetado o almacenamiento que son perjudiciales para los objetivos generales de la cadena de suministro.
Flujo de inventario
La administración eficaz del transporte mantiene la cadena de suministro completa de una empresa funcionando sin problemas, con una ejecución de transporte exitosa, el inventario se puede mantener bajo y se puede mover dentro y fuera de un almacén de manera rápida y eficiente. Esto mejora la eficiencia del almacén, reduce el tiempo de entrega general y ahorra dinero en almacenamiento, las interrupciones en la cadena de suministro pueden ser costosas, al tiempo que afectan la satisfacción y lealtad del cliente. La creación de un flujo de inventario efectivo a través del transporte evita el daño causado por la interrupción.
Sostenibilidad
Los consumidores son cada vez más conscientes de qué es lo que están comprando y qué ideales suscribe una empresa. Como se mencionó anteriormente, el transporte es una industria de emisiones pesadas. Los clientes quieren comprar a empresas que se toman en serio la responsabilidad social y trabajan arduamente para reducir su huella de carbono y minimizar su consumo de energía.
Estado del remitente preferido
Una empresa que ha optimizado los procesos de transporte, como breves tiempos de permanencia y largos plazos de entrega, será el remitente preferido y tendrá más facilidad para encontrar capacidad porque los transportistas querrán trabajar con alguien que aumente su eficiencia. Tener acceso a una capacidad confiable en los próximos años puede ahorrarle a una empresa de manera significativa los costos generales de logística y puede continuar brindando un alto nivel de servicio para los clientes.
La satisfacción del cliente
Los procesos entre aprovisionamiento y envío pueden ser largos y complicados, pero de todos estos procesos, el transporte es donde una empresa tiene contacto directo con un cliente. El punto de entrega refleja la competencia de toda la organización: si una empresa entrega constantemente productos tarde, el cliente tendrá una visión muy negativa de esta empresa y es probable que no vuelva a utilizar sus servicios. La logística de la última milla, el último tramo antes de la entrega, es complicada, costosa y, a menudo, esta parte de la entrega causa interrupciones y demoras. La gestión adecuada del transporte puede garantizar un alto rendimiento de entrega y una satisfacción constante del cliente.

No Comments

Post A Comment

WhatsApp chat